Carta a Áditi

Eres mi vida. Eres mi vida desde el primer segundo que me enteré de que te llevaba dentro. Tu, que me concediste el honor de llevarte en mi vientre, de sentir tus dulces movimientos. Tu que me concediste el honor de ser tu Mamá. Solo puedo darte las gracias y decirte que te agradeceré esta felicidad que me das y que solo tu me has dado a conocer, con mucho amor, con millones de besos, abrazos y con mi presencia siempre que me necesites.

Para mi ya no hay nada más importante que tú y tu bienestar.

¡Yo! que siempre había sentido que nunca sería una buena madre, que sería un desastre… y aquí estoy, orgullosa de mi por ser capaz de sacarte adelante solo con mi instinto y mi amor. Y aún más orgullosa de ver que eres feliz, muy feliz, que sonríes y ríes a carcajada limpia con mamá, que me miras con esos ojos de color mar, puros, limpios, cristalinos, con un brillo que solo lo da la inocencia, inocencia por la que mamá velará con uñas y dientes cual pantera y por la que mamá arrasará con todo cual huracán a quien ose intentar corromperla o destrozarla.

¡Ay! quien intente tan solo toserte… me dará igual quien sea y como sea, familia o no familia, más amigo o menos amigo… la furia de mamá caerá sobre él y sabrá lo que es el infierno.

Se que a veces me paso de sobreprotectora, pero no lo puedo evitar. Pensar en esa dulzura que tienes… eres igual que yo. Una persona de luz, se ve y se nota. Eres buena, alegre, dulce, cariñosa. Eso se ve y se nota. Eres clara, como la luz del día, solo con tu mirada iluminas el día más sombrío, solo con tu mirada eres capaz de sacar lo mejor de cualquier persona. Eso se ve y se nota.

Las personas como tu, levantan ampollas y envidias en las personas amargadas y tristes, en las personas vacías, llenas de rencor y odio. Pero tu tranquila, que mamá ya ha pasado por eso y jamás permitirá que te hagan daño, ni siquiera que lo intenten.

Duerme tranquila, mi dulce bella, duerme tranquila que mamá vela por tu vida y tus sueños. Crece tranquila mi amor que mamá estará ahí siempre, por ti y para ti. Te dejaré crecer y equivocarte, pues de los errores se aprende y de eso trata la vida, de un juego de aciertos y errores. Pero tu tranquila, que mamá siempre estará para insuflar en ti amor, vida, cariño y fuerza.

Te amo mi amor, no lo olvides nunca.

Mamá Kámala.

 

Anuncios

6 pensamientos en “Carta a Áditi

  1. Aiii como me ha gustado!!!!!!!! Totalmente cierto, una mirada llena de luz….preciosa!
    Se luchara y lo que haga falta, lo sabes. Por esa inocencia que nos regalaran todos los días.
    I loviuuu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s